Contamos tu historia de amor.

Buscamos emociones, construimos recuerdos.

Arila es el lugar donde cada fotograma cuenta una historia de amor. Tu historia. 

¿Qué es un vídeo de boda en Arila?

¿Alguna vez un amigo o familiar te ha propuesto ver su vídeo de boda y has tenido una sensación abrumadora de que te ibas a aburrir como una ostra? ¡Pero cómo le vas a decir que no te apetece! Ante todo es alguien a quien quieres y no deseas ofenderle. Y es que los vídeos tradicionales de boda eran eso, un ladrillo de grabación larguísimo, con ninguna narrativa y ningún componente estético. Los vídeos de boda ya no son lo que eran hace unos años y esta vez para bien. Ya no es una larga película aburrida que nadie quiere ver. Ahora lo hemos convertido en pequeñas películas de autor que cuentan una historia de amor, concretamente y en este caso, la tuya. Los vídeos de boda que realizamos en Arila poseen un componente estético marcado y una narrativa que pide ser contada de una determinada manera. Como creadores y creativos que somos buscamos la mejor forma de narrarla teniendo en cuenta a cada pareja, sus gustos y sus necesidades. 

En nuestro caso nos gusta muchísimo la naturalidad, capturar los momentos de la forma más auténtica posible. Miradas, sonrisas, besos y cada gesto de amor para que sean verdaderas películas, emocionantes y únicas. También nos encanta recoger el mayor número de detalles posible siempre teniendo en cuenta aquello que es especial para la pareja. Y siempre estamos informados de todas las sorpresas de la boda (sin importar que los novios lo sepan o no) estaremos preparados para que conservéis para siempre en el recuerdo estos momentos. 

¿Cómo es un vídeo de boda en Arila?

Nos adaptamos a las necesidades de los novios, por eso hay varios tipos de vídeos y los novios pueden contratar uno o varios: 

Vídeo boda

El vídeo de la boda como tal. Es un vídeo que recoge los momentos más especiales de la preparación de los novios, la ceremonia, cóctel, banquete y fiesta posterior. Suele durar en torno a los 10-12 minutos pero normalmente la duración la determina el contenido que tenemos del día y las cosas que hayan ocurrido. No encontramos sentido a fijar un tiempo cuando cada boda es diferente y puede pedir cosas diferentes en el montaje. ¿Tiene algún sentido establecer un tiempo cuando lo verdaderamente importante es la historia que hay que contar?

Vídeo preboda

Se lleva a cabo meses antes de la fecha del enlace, normalmente sirve como aperitivo del gran día y como ensayo para el vídeo de boda en el que los novios cogen soltura, pierden el miedo a la cámara y ganan confianza con nosotros para que el día de la boda todo sea aún más ameno. Este vídeo lo solemos realizar con algunos meses de antelación para entregarlo a los novios al menos un mes antes del enlace y que sirva como preludio del gran día con todos sus invitados. ¡Aumentando el hype! 

Vídeo ceremonia

A veces nos encontramos ante ceremonias breves en las que solo habla el oficiante y otras tenemos a amigos y familiares deseando ofrecer sus mejores deseos, cantando, recitando poesía… En esa parte de la boda hemos visto de todo, hasta teatro. Cuando este es el caso, normalmente los novios desean tener esa parte de la ceremonia completa, con todas sus intervenciones. Por este motivo, se graba de forma diferente, con 2 o 3 cámaras y se monta un vídeo aparte con todo el contenido de la ceremonia. 

Vídeo postboda

Se graba después del enlace. Se trata de un día de rodaje en donde los novios ya están mucho más relajados y llevan habitualmente los trajes de la ceremonia, ya sin miedo de que sufra ningún daño. En este vídeo se visitan localizaciones especiales para los novios, normalmente algún paraje natural y se sacan tomas complementarias al vídeo de boda que lo enriquecerán mucho más.

La Productora - Arila Producciones

Arila es una pequeña empresa afincada en Chirivel-Almería, pero con un corazón grande que abarca también Granada y Murcia. Nos dedicamos al audiovisual realizando todo tipo de vídeos para empresas y particulares y damos servicios de vídeo, fotografía, diseño gráfico y gestión de redes sociales en nuestro día a día, a veces, también nos embarcamos en trabajos de ficción cinematográfica como cortometrajes o videoclips. Y puede que por esto último nos encante realizar bodas cinematográficas cuidando la historia que aporta cada uno de nuestros planos.

¿Quién será la videógrafa principal?

Dependiendo de las necesidades de tu boda es posible que asistamos dos o más profesionales para realizarla, pero la persona que se va encargar de «dirigir» y «organizar» esta película soy yo misma, Áurea. Hablaremos desde primer momento sobre cuáles son vuestras preferencias, prioridades, necesidades y todo lo que sea necesario saber sobre la boda. Y os acompañaré a lo largo de todo el proceso para aclarar cualquier duda o inquietud que os surja. Tened por seguro que intentaré que estéis lo más tranquilos posibles el día de vuestra boda y os ayudaré en todo lo que pueda a la vez que realizo mi trabajo. Siempre llevo en el bolso horquillas, imperdibles, hilo… porque más de un «fuego» hemos tenido que reducir en plenos preparativos de los novios y siempre es un placer ayudar. Os cuento un poco más sobre mí aquí abajo.

Áurea Román Reche

Nací en Chirivel, un pequeño pueblo almeriense rodeado de tranquilidad y belleza. Realicé mi formación en Granada licenciándome en Psicología y más tarde me gradué como técnico audiovisual y me especialicé mediante un Master en Cinematografía. A pesar de vivir varios años en una cuidad que también amo, no he perdido nunca mi conexión con la naturaleza. Siempre he valorado las pequeñas cosas que nos da la vida y he sabido poner cariño y centrarme en esos pequeños detalles que hacen únicos e irrepetibles los proyectos. No me gusta trabajar con cifras, ni iniciativas sin emoción, sino centrarme en las personas, las buenas, y contar las historias que llegan al alma. Y por cierto, amo a los animales, por lo que si deseas introducir a algún peludín en alguna de nuestras aventuras cinematográficas estaré encantada. En 2019 creé Arila Producciones para convertirla en una familia profesional y desde entonces trabajo por y para todos los que entran a formar parte de ella.

¿Cuánto tendremos que esperar para tener nuestro vídeo de boda?

Como máximo 6 meses desde el último día que grabemos. Sabemos que estaréis deseando verlo todo y compartirlo con vuestros seres queridos por lo que trabajaremos para tenerlo lo antes posible, lo más habitual es que esté listo en los primeros 3 meses, pero como tenemos que decir una cifra y nos gusta ser honestos y realistas (siempre puede surgir cualquier imprevisto) establecemos estos 6 meses como fecha tope, salvo causa de fuerza mayor como un problema incapacitante de salud o cosas así, en fin cosas muy extremas que esperamos que nunca ocurran. Sí, sabemos que esto nunca suele decirse, pero como os he comentado ya, nos gusta ser honestos. 

 

Y de precios... ¿cómo andamos?

Todo dependerá de vuestras necesidades y los profesionales que tengamos que acudir a la cita. Valoramos la calidad del trabajo que realizamos (por eso tenemos un límite en la cantidad de bodas que aceptamos) y la profesionalidad de la gente con los que trabajamos (valoramos el equilibrio entre el rendimiento y el bienestar de nuestros compañeros), así que sí, no somos los más económicos, si solo vas a valorar el precio para quedarte solo con el más barato es mejor que dejes de leer, pero también te diré que trabajamos de forma honesta y seria, evitamos las sorpresas desagradables y por supuesto (qué duda cabe) somos legales, todos nuestros precios incluyen IVA y todos nuestros trabajos se realizan con factura. Además tampoco somos de los más caros y podrás acceder a un descuento del 10% si nos haces un pequeño favorcillo que te contaremos más adelante (no te preocupes, no es nada del otro mundo). 

Para que puedas hacerte una idea hemos preparado un dosier de precios orientativos que te enviaremos por WhatsApp si lo necesitas. Solo tienes que solicitarlo aquí debajo dejándonos en el mensaje tu teléfono y fecha de boda. 

Realmente no tengo claro si quiero un vídeo de boda...

Te voy a hablar desde el corazón. No eres consciente de ello, pero el día de tu boda va a pasar como un rayo, y llevas meses preparándola. Vas a querer recordarla y ver detalles que no pudiste ver en tu boda y vas a querer enamorarte de todo eso que dice la gente que te quiere sobre ti y el amor de tu vida. Vas a querer volver a escuchar los buenos deseos, las risas, y los momentos espontáneos con los que te vas partir de la risa, o vas a llorar como nunca, pero con ese pellizco bueno en el pecho que provocan las cosas bonitas. Creo (de verdad creo) que puedes arrepentirte de no hacer el vídeo de tu boda, pero no te vas a arrepentir de hacerlo. Porque cuando pasen los años y veas todas esas cosas y veas la gente que te acompañó, de los que algunos quedan y otros se han tenido que ir, no vas a recordar ese dinero extra que gastaste, sino que vas a recordar uno de los días mas preciosos de tu vida y a toda la gente a la que has querido reunida. Créeme, si no te convencemos no hace falta que lo hagas con nosotros, ¡pero hazlo!.

Preguntas frecuentes

No, el guion marca sobretodo la narrativa del vídeo el “¿Qué queremos contar y transmitir y cómo lo vamos a hacer?” pero no es un texto que debas memorizar. Serán unas pautas a seguir, pero tendrás libertad para transmitir tu emoción como quieras. Al fin y al cabo se trata de mostraros a vosotros, no a un personaje.

Si, los precios puestos anteriormente son estandard, pero no todos los novios necesitan lo mismo. Dependiendo de la complejidad de lo que desees pueden variar. A si que siéntete libre de preguntarnos lo que desees y lanzarnos tus ideas. ¡Aquí estamos para crear junto a vosotros!

Si, casi todos los servicios son independientes a excepción del vídeo completo de la ceremonia que siempre debe ir acompañado del vídeo de boda. La postboda también se asocia al vídeo de boda pero podemos prepararte una oferta de aquello que necesites.

No hay respuesta fija para eso. Cuanto antes lo hagas menos posibilidades habrá de que la fecha ya esté ocupada. Si lo haces con poco margen puede haber suerte y que este libre… o no. Por eso siempre es necesario que me digáis la fecha de vuestra boda al inicio, para comprobar primero la disponibilidad de la fecha.

Tras el primer pago reservamos la fecha. Normalmente dividimos el pago en dos. El primero para la reserva de fecha y el segundo una semana antes de la ceremonia. Esto es importante porque en ese mismo día pagamos a las personas que nos acompañan y nos parece horrible la idea de molestaros el día de vuestra boda con temas económicos. Mejor dejarlo todo listo antes para que no tengáis que pensar en nada más durante vuestra boda y vuestro posterior viaje de novios. Nosotros empezaremos a trabajar con vuestro material enseguida.

Si, me adapto a vuestras circunstancias, aunque lo normal es realizar dos pagos podemos establecer un número de cuotas mayor para adaptarme a vuestras necesidades.

Por supuesto. Tu boda, tus reglas. Nosotros te vamos a aconsejar en base a lo que necesites y quieras.

Realmente todas nuestras bodas son cinematográficas. Hemos decidido no llamarlo así porque no podemos guionizar una boda y para diferenciarlos hemos usado ese termino en aquellos servicios en los que la preproducción y el guionizado previo es mayor (simplemente para que nos entendamos). Pero aún así, en todos nuestros servicios procuramos tomar cada plano usando el conjunto de técnicas y elementos utilizados en la creación y narración de películas y centrando nuestro foco en la belleza y la narrativa de todo lo que está sucediendo y esa es principal diferencia entre la cinematografía de bodas (lo que realizamos) y la videografía de bodas. De igual forma, realizamos el montaje teniendo en cuenta el ritmo, los climax de cada parte o momentos importantes, el lenguaje cinematográfico, la historia que hay que contar, la búsqueda de la belleza, el realce de la emoción… y tejemos con todos estos elementos una historia a partir de cada momento y en un orden concreto. Realmente en Arila somos “Cinematógrafos de Bodas”, pero hablamos de vídeo porque coloquialmente es el término más usado aunque existan claras diferencias.

Esto es todo. ¿Tienes cualquier duda? Contáctanos y te la resolvemos.

«El amor no tiene cura, pero es la única cura para todos los males» Leonard Cohen.

Equipo material profesional, a tu alcance

Contamos con una gama profesional de cámaras, ópticas, soportes, estabilizadores, filtrado de luz, grabadores, microfonía, focos y luces… En nuestro equipo base hemos invertido en cámaras excepcionales como la Sony Alpha 7sIII junto a las lentes G Master o las ópticas de cine profesional Pictor Zoom que llevarán tu proyecto a un nuevo nivel. ¿Quieres aún más? Además de disponer de nuestro equipo propio, trabajamos con diferentes casas de alquiler de equipo, para proporcionar a tu proyecto todo lo necesario.